Williamsburg es el lugar donde todos los estereotipos de Brooklyn cobran vida. Es el centro de los hipsters, repleto de bares en las azoteas, cafeterías extravagantes, galerías, restaurantes veganos y mercadillos.

Pero eso lo convierte en un lugar estupendo para explorar, ya sea para hacer compras vintage durante el día o para ir de bares de cócteles por la noche. Williamsburg fue uno de los primeros barrios de Brooklyn en aburguesarse y no hace mucho era un refugio para los artistas atraídos por sus alquileres baratos.

Los precios se han disparado desde entonces, pero no todo son recién llegados, la zona sigue teniendo una mezcla de diferentes culturas, desde dominicanos a italoamericanos o judíos jasídicos.

5 lugares qué visitar en Williamsburg en un paseo perfecto

visitar williamsburg

Brunch en Sunday in Brooklyn

Para experimentar lo que quiero decir con un «ambiente relajado de fin de semana», empieza tu día en Williamsburg tomando el brunch en Sunday in Brooklyn.

El restaurante tiene todo lo que se puede soñar en un lugar perfecto para el brunch: un espacio lleno de luz con multitud de plantas, cócteles creativos (mi amigo pidió un cóctel que se servía en una botella de miel de oso) y tortitas con las que todavía estoy soñando.

Los domingos en Brooklyn se llenan rápido, así que asegúrate de reservar con antelación.

brunch cafe brooklyn

Toma un Pour Over en Devoción

Si el brunch te produce un coma alimentario o simplemente quieres una inyección de cafeína, haz una parada en Devoción Coffee mientras estés en Williamsburg.

El tostador de café cuenta con algunos de los granos de café más frescos que puedes encontrar en Nueva York. Compran el café sin intermediarios y lo procesan en sus instalaciones de Colombia. Después, los granos se tuestan directamente en Brooklyn. Puedes ver sus máquinas de tostado cuando visites la cafetería en Williamsburg.

Para más consejos sobre cómo encontrar la mejor taza de café en Nueva York, consulta mi guía de cafeterías de NYC.

Jugar al mini golf en Putting Green Brooklyn

Una de las mejores cosas que he hecho en Williamsburg hasta ahora es jugar al minigolf en Putting Green Brooklyn.

Putting Green BK es un minigolf de 18 hoyos situado en el paseo marítimo de Williamsburg. El campo no sólo ofrece unas vistas impresionantes del horizonte de Manhattan, sino que también está ambientado en el cambio climático. Esto significa que podrás practicar tu swing de golf al mismo tiempo que adquieres conocimientos sobre el cambio climático y cómo evitar que siga empeorando.

A día de hoy, probablemente siga siendo una de las cosas más curiosas que se pueden hacer en Williamsburg.

putting green nyc williamsburg

Admirar el horizonte de Manhattan desde Domino Park

Después de jugar al golf, camina hasta Domino Park para obtener una vista aún mejor del puente de Williamsburg y de Manhattan al otro lado del East River.

Una vez que llegues a Domino Park, te darás cuenta de que uno puede pasar fácilmente una tarde entera allí. Hay una buena extensión de césped que es perfecta para hacer un picnic, y la cervecería que hay al lado del parque hace que sea fácil convertir una reunión de una hora en mucho más.

P.D. ¡Preparad vuestros teléfonos porque querréis haceros una foto con las vistas desde este lugar!

que visitar en brooklyn williamsburg

Toma una cerveza artesanal en Other Half Brewing

Después de visitar Domino Park, cruza la calle hasta Other Half Brewing Company y disfruta de una cerveza artesanal.

No soy un gran aficionado a la cerveza, pero los sabores de la cerveza eran lo suficientemente interesantes como para despertar mi interés: Laid Back Peach Sour IPA, Past and Present: Robust London Porter, y Triple Juicy Diamonds fueron sólo algunas de las ofertas de su menú.

Consejo del vagabundo: ;¡Compra un pack de cuatro para compartir con los amigos y sacar el máximo partido a tu dinero!

Booking.com

Ver la puesta de sol desde la azotea de William Vale

Ya he estado en un puñado de bares en azoteas de Nueva York, y las vistas son definitivamente las más bonitas desde el atardecer hasta el anochecer. La ciudad parece un lugar completamente diferente por la noche, y ver la ciudad iluminada siempre me recuerda lo increíble que es vivir en esta ciudad.

Para obtener la mejor vista de la ciudad desde Williamsburg, ve a Westlight, el bar de la azotea del Hotel William Vale que se encuentra en el piso 22 y tiene vistas sin obstáculos de Manhattan. Ah, y los cócteles son REALMENTE deliciosos, así que asegúrate también de tomar una copa mientras estás allí.

the-william-vale

Piensa en Williamsburg la próxima vez que visites Nueva York

Espero que mis mejores cosas que hacer en Williamsburg te hayan inspirado para visitarlo en tu próximo viaje a Nueva York. Ya sea cenando, tomando un café, jugando al golf o disfrutando de una vista perfecta de la ciudad, Williamsburg es uno de los mejores lugares para pasar el rato en Nueva York.

Si tienes la oportunidad de hacer alguna de las cosas de mi lista de cosas que hacer en Williamsburg, no dejes de decírmelo en los comentarios.

Más cosas que ver en Williamsburg, por si decides volver otro día 😉

puente williamsburg nueva york

Comenzamos nuestro paseo por Williamsburg con un poco de arte callejero. La zona sigue manteniendo sus raíces artísticas, ya sea en una galería de alto nivel o en sus esquinas. Es el paraíso de Instagram, con gigantescos murales de colores pegados a los lados de los edificios allá donde mires. Nos encontramos con unos cuantos agrupados en una esquina cerca de uno de los lugares de copas más conocidos de Williamsburg, la Brooklyn Brewery.

La cervecería sigue produciendo sus cervezas in situ, y puedes hacer un tour gratuito de viernes a domingo, y visitar su sala de degustación, donde tienen sus cervezas de barril, así como una selección rotativa de camiones de comida.

Otra de las mejores cosas que hacer en Williamsburg es el mercado de alimentos Smorgasburg, que se celebra en el East River Park de 11 a 18 horas los sábados y domingos (de abril a noviembre).

Hay unos 100 puestos de comida diferentes en los que se pueden probar todas las últimas tendencias gastronómicas extrañas y maravillosas, desde donuts de espaguetis hasta zumo de fruta de dragón. Williamsburg también es un lugar estupendo para salir por la noche, ya que no paran de surgir nuevos bares de cócteles. Nosotros nos pasamos por Kinfolk 94, un «espacio multidisciplinar» (también conocido como bar de cócteles, cafetería y estudio de diseño) muy moderno, para refrescarnos del sol del verano con un Snow Bird (ron, Aperol y limón).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here