El Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, a menudo llamado simplemente AMNH, cuenta con una impresionante colección de esqueletos de dinosaurios y taxidermias de diversos animales.

Fundado en 1869, el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York está especializado en exposiciones (dioramas) que muestran todo tipo de animales en su hábitat natural. Atraviese las «ventanas a la naturaleza» y deje que el AMNH de Nueva York le lleve a un mundo encantado de la historia natural.

Compre sus entradas con antelación antes de visitar la ciudad, para no tener que hacer largas colas. Es más rápido que comprar las entradas in situ.

Aquí las podéis comprar.

Dónde comprar las entradas del Museo de Historia Natural de Nueva York

Puedes ver los distintos tickets de entradas (y su disponibilidad) aquí mismo. 

Os recomendamos llevarlas compradas ya que se suelen agotar con facilidad, y al reservarlas con antelación te incluye una audioguía en español.

Descubre algunas de las colecciones de ciencias naturales más famosas del mundo con esta entrada al Museo Americano de Historia Natural. ¡Conocerás al temible T Rex!

Una visita al Museo de Historia Natural en una hora y media

Para ser completamente sincero: podría pasar un día entero en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York y aun así no verlo todo. Al fin y al cabo, el museo tiene 190.000 metros cuadrados. Mi primera visita suele ser a los dinosaurios. Ve a la cuarta planta y encuentra la exposición «AMNH 5027» en la Sala de los Dinosaurios Saurisquios.

Tiene una mandíbula que se extiende hasta 1,2 metros y unos brazos realmente diminutos. Más conocido bajo el nombre de Tyrannosaurus rex o «Rexy«, este depredador hacía realmente honor a su nombre.

Después, me dirijo directamente a la tercera planta para ver los dioramas de mamíferos. Es fácil perder la noción del tiempo, así que hay que saber de antemano dónde están los animales favoritos. En mi opinión, los más interesantes son las secciones de Asia y África. Pero no te confundas, en ambos departamentos hay elefantes.

El último punto de una breve visita es el mundo submarino de la primera planta. El lugar con vistas a la ballena azul es popular para las fotos; ¡recuerde su visita con un selfie suyo y del mamífero marino! Si aún tiene tiempo, vaya a ver el Centro Rose para la Tierra y el Espacio.

museo historia natural nueva york visita virtual

Consejos para visitar el Museo de Historia Natural

La regla más importante para visitar este museo de historia natural es saber dónde ir. Así que no olvide coger un mapa de la planta en la entrada. De lo contrario, podría perderse y tener la sensación de estar vagando sin rumbo mientras no ve las mejores exposiciones.

Debido a su gran tamaño, a su temática y a la gran cantidad de exposiciones diferentes, es una actividad perfecta con niños en Nueva York. También es genial cuando es un día de lluvia o cuando quieres calentarte un poco en invierno. Si hace buen tiempo, puedes ir después a dar un paseo o hacer un picnic en Central Park, que se encuentra al otro lado de la calle.

El tamaño y la ubicación del edificio son excepcionales, realmente no puedes perderte el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. Incluso el autobús Hop on Hop off se detiene justo delante de él en su recorrido por el Uptown.

museo historia natural nueva york

El museo tiene varias tiendas en las que puedes comprar todo tipo de cosas únicas y extravagantes, desde camisetas hasta libros y juguetes educativos. Si a su hijo le gustan los dinosaurios, le advertimos de que le resultará difícil salir de allí sin comprar un peluche de Triceratops o un kit de esqueleto de T-Rex.

Hay dos cafeterías, una en la primera planta de la Gran Galería, donde se puede beber vino y cerveza, y otra en la cuarta planta, donde se sirven comidas ligeras y aperitivos. En el nivel inferior, al otro lado de la entrada del metro, se encuentra el patio de comidas, donde la selección es mayor y buena para cenar con toda la familia.

Información práctica

El guardarropa se encuentra en la entrada principal del lado de Central Park (calle 79). Se pueden facturar abrigos y bolsos por una tarifa de 2 dólares por persona. No se pueden facturar mochilas grandes ni equipaje. Todas las exposiciones del museo son accesibles en silla de ruedas. Hay ascensores cerca de la calle 77 y de la entrada de Central Park.

Está prohibido beber o comer dentro del museo. Está permitido hacer fotografías para uso personal, pero no se permiten los palos de selfie ni los trípodes. Puede descargar la aplicación oficial del AMNH para tener acceso al mapa digital de la planta y a más información.

Horario de apertura:

  • Todos los días de 10:00 a 17:45
  • Cerrado el día de Acción de Gracias y el día de Navidad

Ubicación:

  • La dirección del Museo Americano de Historia Natural es 200 Central Park West, entre West 77th Street y West 81st Street. Tome el metro C o B (sólo en días laborables) hasta la estación de 81st Street, que es la parada más cercana. También puede tomar la línea 1 hasta West 79th Street, desde donde se tarda 7 minutos a pie.

Exposiciones que ver en el Museo de Historia Natural de Nueva York

A veces la gente confunde el museo con el «American National History Museum«, pero el AMNH (la forma abreviada del nombre del museo) se centra por completo en la naturaleza, no en el desarrollo histórico de los Estados Unidos. Si conoce el museo gracias a la famosa película «Noche en el museo«, probablemente sabrá lo grande que es.

El Museo Americano de Historia Natural es uno de los mayores museos de historia natural del mundo, por lo que es fácil perderse. Así que lo mejor es decidir de antemano lo que quiere ver.

Hay varias exposiciones permanentes que merecen una visita, además de exposiciones especiales cambiantes. Estas exposiciones especiales del Museo de Historia Natural suelen presentarse con la ayuda de películas en 3D y otros elementos interactivos. Es posible que tenga que comprar una entrada individual para estos espectáculos.

Como estas entradas no suelen estar incluidas en los pases de descuento, considere individualmente si merece la pena pagar un extra.

Eche un vistazo a las 45 fascinantes salas de exposiciones permanentes (si tiene tiempo) que muestran la historia de la naturaleza del continente americano y de la tierra en general.

Con 33 millones de objetos, seguro que encuentras algo interesante. Aquí están mis favoritos, que puedo recomendar a todo el mundo, tanto a los jóvenes como a los mayores.

museo historia natural nueva york gratis

Dinosaurios en las salas de fósiles

Empecemos por la parte más famosa del museo, que se encuentra en la cuarta planta. En el ala de los dinosaurios encontrará innumerables ejemplares de estas impresionantes criaturas prehistóricas. La enorme longitud de algunos de los huesos puede hacerle sentir realmente pequeño.

Salude al Titanosaurio, una especie recién descubierta, que mide más de 37 metros de largo y apenas cabe en una de las salas de fósiles. Dos de mis favoritos se encuentran también en la sala de los dinosaurios ornitisquios: el estegosaurio, el dino con sus placas en la espalda, y el triceratops, con sus dos grandes cuernos. Incluso se exponen algunos huevos de dinosaurio en un nido.

Admira un mamut gigante

En la Sala de los Mamíferos Avanzados, puedes ver la impresionante estructura ósea de un mamut que vivió hace miles de años (11.000 años para ser exactos). Encuentre a este pariente de los elefantes ahora vivos junto con otros mamíferos en el Ala de los Mamíferos y sus Parientes Extintos, en la 4ª planta.

No se pierda el temible Lestodon, un perezoso terrestre gigante cuyo esqueleto tiene un aspecto mucho menos amable que el de los simpáticos perezosos que conocemos hoy en día.

Salas de mamíferos – Hogar de la naturaleza

Las Salas de Mamíferos del Museo Americano de Historia Natural están divididas en 6 subcategorías: América del Norte, África, Asia, Nueva York, Primates y Pequeños Mamíferos. Si no dispone de suficiente tiempo, elija al menos una o mejor dos de ellas, ya que realmente necesita experimentar los encantadores dioramas de las diferentes especies. Los animales aquí parecen casi reales en su hábitat especial.

No se pierda los elefantes y leones africanos, situados en la segunda y tercera planta. La majestuosidad de estos animales se transmite perfectamente en los preparados. El departamento de mamíferos asiáticos, situado en la segunda planta del museo de historia natural, es igualmente fascinante.

Si te interesa la fauna del estado de Nueva York, dirígete a la Sala de los Mamíferos del Estado de Nueva York. Y no te olvides de los Mamíferos de América del Norte en la primera planta. Te esperan 43 dioramas, por ejemplo, de osos pardos de Alaska, alces y bueyes almizcleros.

Sumérgete en la vida del océano en el AMNH de Nueva York

En la primera planta, la Sala de la Vida Oceánica te permite sumergirte en las profundidades de los océanos. Aprenderás lo diverso que es el medio marino y además podrás encontrar el mayor animal del mundo, una ballena azul, justo encima de tu cabeza. La ballena azul es sólo una de las 750 criaturas marinas que se exponen aquí.

En las profundidades azules también podrá encontrar un cachalote y un calamar gigante luchando o un tiburón ballena, el mayor pez vivo.

Una odisea del espacio en el Centro Rose para la Tierra y el Espacio

El Centro Rose para la Tierra y el Espacio en la primera y segunda planta. Aquí, el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York te permite echar un vistazo al espacio infinito y a nuestro universo. Echa un vistazo al atlas digital del universo en el planetario o camina por el sendero cósmico que te hace sentir como si estuvieras a bordo de la nave estelar Enterprise.

También merece la pena visitar el nivel inferior, donde se expone el mayor meteorito jamás encontrado en Estados Unidos. El meteorito Willamette pesa más de 15 toneladas y se estrelló con una velocidad de 64.000 kilómetros por hora contra la tierra.

Conservatorio de mariposas

Si visitas el Museo Americano de Historia Natural de octubre a mayo, el Conservatorio de Mariposas es una visita obligada. Aquí hay más de 500 mariposas vivas volando. A diferencia del resto del museo, no se trata de mariposas preservadas. El conservatorio se encuentra en la segunda planta (en la planta de entrada).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here